(442) 248 0035 info@tecsaqro.com

El éxito de un plan de mantenimiento preventivo radica en una buena gestión de métricas con datos relevantes. Esta información es la base de los indicadores de desempeño (KPIs por sus siglas en inglés), los cuales pueden ser evaluados e identificados con el paso del tiempo. Una organización exitosa mantiene varios de estos indicadores del mantenimiento eléctrico preventivo.

Los KPIs más efectivos nos deben dar datos sobre:

  • La entrega y calidad del trabajo de mantenimiento.
  • Reducción del riesgo del equipo de operaciones.
  • Efectividad de los recursos empleados para obtener estos resultados.

Un aspecto importante de los indicadores del mantenimiento eléctrico preventivo es hacerle ver a los técnicos que su implementación no se debe a una falta de confianza, sino que son necesarios para obtener datos que la compañía pueda usar para su beneficio.

A continuación, cuatro indicadores del mantenimiento eléctrico preventivo para medir su desempeño:

 

Reparaciones de emergencia como un porcentaje de las horas programadas de mantenimiento

Esta métrica, también conocida como Trabajo de Emergencia, mide qué tantas reparaciones no planeadas fueron realizadas. Así, esta permite identificar si los procesos se han salido de control. Tal y como con otras métricas de mantenimiento, la medición debe hacerse en horas-hombre.

Suponiendo que se tienen diez técnicos en una organización con una semana laboral de 40 horas, el total de horas-hombre disponibles es de 400. Ahora, si 89 de estas fueran empleadas para atender descomposturas de emergencia, se requiere de la siguiente fórmula para determinar el Trabajo de Emergencia:

Horas de Emergencia (89) / Horas Programadas (400) x 100 = 22 por ciento de Trabajo de Emergencia

Como base para hacer una comparación, 10 por ciento es una buena cifra para esta métrica, mientras que cinco por ciento significa un esfuerzo de mantenimiento de primer nivel. La métrica varía de proceso a proceso, y aunque 22 por ciento pudiera parecer algo malo, la verdad es que un buen número de organizaciones tienen un porcentaje mayor por distintas razones. La cifra debe considerarse como un punto de partida para mejorar.

indicadores del mantenimiento eléctrico preventivo

 

Tasa de Terminación del Trabajo Planeado y Programado

También conocida como Trabajo Planeado y Programado, esta métrica es la opuesta a la anterior. Puede ser vista como una medición de lo que está marchando bien en una organización. Así como con la de Trabajo de Emergencia, esta métrica debe cuantificarse en términos de horas-hombre. Supongamos que tenemos de nuevo las 400 horas-hombre programadas. Asumiremos igualmente que 89 de estas se consumen en descomposturas de emergencia. Así, la fórmula que necesitamos es la siguiente:

Horas-hombre programadas completadas (400-89) / Horas-hombre programadas x 100 = 78 por ciento del Trabajo Planeado y Programado

Esta cifra representaría un buen seguimiento del mantenimiento programado y planeado.

Lee también: 8 Inspecciones en transformadores que deben realizarse periódicamente

 

Horas de Mantenimiento Preventivo Programado Completadas a Tiempo como porcentaje de las Horas Mantenimiento Preventivo Programado

Uno de los indicadores del mantenimiento eléctrico preventivo más importantes. No hay nada como realizar esta actividades de forma regular, consistente y adecuada. Un mantenimiento de primer nivel debe invertir 70 por ciento de sus horas-hombre en actividades preventivas, por lo que su ejecución determinará el camino hacia el éxito o fracaso.

Una de las claves del mantenimiento preventivo efectivo es su realización en intervalos apropiados, ya que hacerlo de forma prematura es tan malo como hacerlo tardíamente. De hecho, la primera es peor. “A tiempo” es lo más importante cuando hablamos de mantenimiento preventivo.

 


Un mantenimiento de primer nivel debe invertir 70 por ciento de sus horas-hombre en actividades preventivas.

 

Esta métrica es fácil de calcular. Supongamos que tenemos 300 horas-hombre para el mantenimiento preventivo de la semana, y 230 de estas son realizadas a tiempo. Esta sería la fórmula:

Horas completadas a tiempo de Mantenimiento Preventivo (230) / Total de Horas de Mantenimiento Preventivo (300) x 100 = 77 por ciento

Ya que el 77 por ciento del mantenimiento preventivo fue realizado a tiempo, el 23 por ciento restante no cumplió con los requerimientos. Esto también indicaría que el 23 por ciento de las inspecciones visuales no fueron realizadas a tiempo, lo que podría implicar que una de cuatro fallas pudieron haberse prevenido.

indicadores del mantenimiento eléctrico preventivo

 

Horas Extra de Mantenimiento como Porcentaje del Tiempo de Mantenimiento

Esta métrica mide el estado del mantenimiento de una organización. Si las horas extra para llevarlo a cabo van en aumento, esto podría ser señal de que algo se está saliendo de control. Si la tendencia es la baja, entonces podemos hablar de un efecto positivo. La fórmula para calcularlo es la siguiente:

Horas Extra de Mantenimiento / Horas Pagadas Totales de Mantenimiento x 100

Supongamos que tenemos 478 horas pagadas de mantenimiento. Horas Extra de Mantenimiento (78) / Horas Totales (478) x 100 = 16 por ciento. En muchas organizaciones, esta cifra significaría un progreso, pero solo se trata de un componente de todo el panorama de mantenimiento.

indicadores del mantenimiento eléctrico preventivo

 

Las cifras deseadas

En una organización ideal, entre el 50 y 70 por ciento de las horas-hombre deben estar enfocadas en el mantenimiento preventivo, y el 85 por ciento del trabajo más importante debe ser realizado a tiempo. El trabajo programado debe consumir entre el 20 y 30 por ciento del tiempo de los técnicos, y entre el 85 y 90 por ciento de este debe ser completado a tiempo. Las actividades de mantenimiento predictivo deben representar el diez por ciento de toda la labor de mantenimiento; solo entre el cinco y diez por ciento debe ser dirigido a trabajos de emergencia. No hay mejor forma de alcanzar estas cifras que supervisando los indicadores del mantenimiento eléctrico preventivo.

Fuente: Efficient Plant